URIDU Salud Familia Trabajo

¿Por qué debería acudir a exámenes médicos regulares?

Muchas infecciones sexuales y muchos tipos de cáncer no producen síntomas hasta que la enfermedad es ya muy grave. Quizás, para entonces, sea demasiado tarde para tratar el problema.

Si es posible, cada 3 a 5 años, una mujer debe ver a un sanitario capacitado para examinar su aparato reproductivo, incluso aunque se encuentre bien. La consulta debe incluir un examen pélvico, un examen de mama, un análisis de sangre (para detectar anemia) y un análisis para infecciones de transmisión sexual si se haya en riesgo de padecerlas. Es posible que la consulta también incluya la prueba de Pap (que se explica abajo) u otra prueba para detectar el cáncer cervical. Esto es especialmente importante para las mujeres mayores de 35 años, porque hay un mayor riesgo de que las mujeres sufran cáncer de cérvix (el cuello de la matriz) a medida que aumenta su edad.